lunes, 4 de enero de 2016

Seguridad al utilizar un taladro inalámbrico

El taladro es una herramienta tan potente como peligrosa si no se maneja observando ciertas pautas y se mantiene la concentración durante su manejo. En lo que respecta a las medidas de protección personal destacamos las siguientes:
  • Ojos. Deben protegerse los ojos con pantallas de protección o gafas. Siempre existe la posibilidad de que una esquirla o una viruta pueda impactar en el ojo. En estos casos hay que evitar el frotamiento de los ojos con la mano para no producir o empeorar heridas sobre el globo ocular.
  • Complementos y accesorios. Cuando se trabaja con un taladro no se deben llevar puestos complementos ni accesorios como relojes, bufandas, corbatas, pulseras, collares, etc.
  • La ropa. El tipo de ropa que llevemos deberá permitir libertad de movimiento. Pero al mismo tiempo no debe ser holgada, sobretodo en las mangas que deben ir ajustadas sobre la muñeca, preferiblemente con elásticos.
  • Calzado. En ningún caso llevaremos chanclas o sandalias. Es conveniente utilizar calzado de seguridad, especialmente si vamos a trabajar con piezas pesadas que puedan caer sobre el pie.
  • Guantes. No se deben utilizar guantes a la hora de trabajar con un taladro.
  • Retirar virutas. Las virutas se deben retirar con un cepillo o una escobilla. En ningún caso con las manos.

Antes de empezar a taladrar

  • El espacio de trabajo debe estar limpio de materiales, herramientas u otros elementos, incluida la llave que se haya utilizado para apretar el portabrocas del taladro.
  • El cabezal deberá estar en posición adecuada y bloqueado.
  • La broca debe estar correctamente sujeta al portabrocas del taladro.
  • La broca debe estar afilada. Si una broca no está suficientemente afilada el movimiento de avance requiere de un mayor esfuerzo de lo normal, aumentando la probabilidad de que se puedan producir accidentes.
  • No debe existir ningún elemento u obstáculo que dificulte los movimientos de rotación y avance de la broca.
  • La pieza a taladrar debe sujetarse de modo que no pueda desplazarse o girar durante el proceso de taladro.
  • Todas las correas de transmisión y poleas deben estar cubiertas con la carcasa de protección perfectamente fija.
  • Si el taladro es de columna o radial deberá comprobarse que la mesa de trabajo y el brazo estén completamente asegurados y fijados.

Durante el taladro

  • Las manos deben mantenerse alejadas de la broca durante su movimiento giratorio.
  • Nunca deberemos ajustar una broca al portabrocas con un taladro en marcha para ahorrar tiempo. El ajuste de la broca deberá realizarse siempre con el taladro completamente parado.
  • El inicio y el final del proceso de taladro deberá hacerse en modo manual, no automático.
  • En los entornos de trabajo donde existan taladros de columna o radiales debe instalarse un dispositivo interruptor de parada de emergencia que esté al alcance del operario durante el proceso de taladro.
  • Al detectar cualquier tipo de anomalía en el funcionamiento del taladro deberemos parar completamente el dispositivo hasta poder diagnosticar la causa y naturaleza del problema. Si se trata de un problema eléctrico o mecánico del taladro dejaremos la herramienta en manos de un profesional para su reparación.
  • La pieza a perforar no debe ser sujetada manualmente. El material debe estar sujeto de forma mecánica.
  • Antes de abandonar el taladro se debe desconectar completamente la herramienta.

Conservación y limpieza

La conservación y limpieza de la zona de trabajo y de las herramientas es muy importante porque nos ayuda a prevenir incidentes a la hora de trabajar con el taladro. Por ello se deben seguir las siguientes recomendaciones.
  • Antes de realizar cualquier tarea de ordenación o limpieza debe pararse completamente el taladro
  • El área de trabajo debe estar ordenada y libre de obstáculos.
  • El suelo debe estar limpio y libre de manchas de aceite u otras sustancias que pudieran provocar resbalones o tropiezos.
  • Todo resto de virutas y esquirlas deberán recogerse de la mesa de trabajo y del suelo periódicamente a lo largo del día, sin esperar el final de la jornada de trabajo. Al realizar esta tarea no se deben utilizar las manos para evitar cortes o heridas.
  • El resto de herramientas y accesorios de trabajo han de estar cómodamente accesibles de forma independiente al taladro. Esto es, para lograr alcanzarlos el cuerpo no debe  aproximarse 0 inclinarse en exceso al taladro.
  • El espacio alrededor del operario debe estar despejado y libre de otro tipo de maquinaria o herramientas. Tampoco debe ser  lugar de paso.
  • Todo taladro averiado debe ser enviado al servicio de reparación correspondiente y mientras tanto ser etiquetado como “No funciona” para que no lo utilicen otros operarios.
  • Las brocas deben guardarse en un soporte de almacenamiento protegido y cara hacia abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada