lunes, 4 de enero de 2016

Taladrar metales, madera, plásticos y vídrio

Metales

Los metales deben taladrarse sin percusión y con refrigeración. Esta refrigeración se realiza habitualmente con una sustancia llamada taladrina, también conocida como aceite de corte. Se trata de un líquido que contiene muchos elementos:agua, antioxidantes, aceite, etc. y se bombea sobre la herramienta de corte para lubricar y refrigerar el área de trabajo. La refrigeración es importante para conseguir una mayor duración de la broca. Cuando no tengamos taladrina podemos utilizar simplemente agua para refrigerar. Las brocas con cobalto no requieren de refrigerante. Si el metal es muy duro como por ejemplo el acero inoxidable deberá ser taladrado con brocas de calidad y bien afiladas.

Madera

La madera es bastante fácil de taladrar por ser un material bastante blando. Utilizando brocas específicas obtendremos un mejor resultado. Los únicos problemas que puede ocasionar la madera es el riesgo de astillamiento a la salida de taladros pasantes. Esta situación se presenta con más frecuencia en maderas macizas y contrachapado y se produce al arrancar de la madera unidades de fibra superiores al diámetro del agujero. En los conglomerados no ocurre con tanta frecuencia.
La medidas que nos ayudaran a evitar el astillamiento son las siguientes:
  • Utilizar brocas de tres puntas para madera. Son precisamente estas tres puntas las que empiezan el proceso de corte por la circunferencia exterior del agujero y reducen sensiblemente la posibilidad de astillamiento.
  • A la hora de perforar deberá realizarse una presión ligera y uniforme, preferiblemente ayudados de un soporte vertical.
  • Adherir una plancha de madera inservible a la superficie trasera de la pieza a perforar. Esta segunda plancha hará de sufridera y si está bien sujeta es poco probable que se nos presente este problema.

Plásticos

Los plásticos se trabajan sin percusión y con brocas de metal. No suelen ofrecer resistencia por tratarse de materiales blandos. Las rebabas que pudieran quedar tras el taladrado pueden ser fácilmente lijadas después.

Vídrio

El cristal requiere de brocas específicas con una punta de metal muy duro (widia o carburo de silicio). Debe fijarse muy bien la pieza utilizando preferiblemente un soporte vertical. Durante la operación de taladro deberá ejercerse una muy ligera presión sobre la herramienta manteniéndola a baja velocidad.
A la hora de trabajar con vidrio es importante refrigerar y lubricar la zona de corte con aguarrás o agua. Para ello puede ponerse un anillo de plastelina o masilla alrededor del punto de taladro rellenando la zona con el refrigerante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada