Mostrando entradas con la etiqueta Tipos de taladro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tipos de taladro. Mostrar todas las entradas

lunes, 4 de enero de 2016

Tipos de Taladros

Según el tipo de energía que utiliza el taladro puede ser:

  • Manual
  • Eléctrico
  • Neumático
  • Hidráulico
  • Con Motor de combustión interna
Según el mecanismo de la herramienta los taladros pueden ser:
  • Manuales
  • Eléctricos convencionales con cable
  • Eléctricos convencionales sin cable
  • Taladros percutores
  • De Columna
  • Radiales

Taladros manuales

Barrena. Consiste básicamente en una broca con un mango que permite el giro. A pesar de su antigüedad continua usándose en carpintería por su sencillez y agilidad de uso, principalmente sobre materiales muy blandos y para perforaciones de poca precisión.
Berbiquí. Es considerado como el predecesor del taladro. Actualmente se utiliza muy poco.
Taladro manual de pecho. También en desuso. Respecto al berbiquí el taladro de pecho incorpora un engranaje que aumenta la velocidad de la broca. Además permitía hacer presión con el pecho para facilitar el avance de la broca.

Taladros eléctricos convencionales con cable

La incorporación del motor eléctrico al mundo del taladro supuso una revolución en la comodidad, eficiencia, precisión y calidad de los agujeros realizados. También proporcionan otras funciones como la de pulir, atornillar o lijar superficies según los distintos tipos de brocas o accesorios que se acoplen al taladro.

Taladros sin cable o taladros inalámbricos

Un taladro eléctrico sin cable proporciona una mayor comodidad y autonomía por medio de una batería. Sin embargo puede ofrecer menos potencia que los taladros con cable.

Taladro Percutor

Este tipo de taladros ofrecen la posibilidad de seleccionar un movimiento de percusión combinado con el de rotación. Esto facilita la perforación de materiales muy duros como el hormigón.

Taladros de columna

Compuesto por una mesa sujeta a un eje sobre la cual se sitúa el material a perforar. El movimiento rotatorio de la broca es accionado por un motor normalmente de inducción mientras que el movimiento vertical o de avance es realizado manualmente con una palanca de profundidad. Permite realizar agujeros de alta precisión y calidad.

Taladro Radial

A diferencia del taladro de columna, el husillo puede ser ubicado y sujetado a distintas distancias de la columna. Asimismo, el brazo que sujeta el cabezal puede girar alrededor de la misma columna. El taladro radial es una herramienta muy versátil que ofrece un amplio abanico de posibilidades. Es especialmente apropiado para perforar objetos de gran tamaño.

Como elegir taladros inalambricos

Ventajas e inconvenientes de los taladros sin cable

Un taladro inalámbrico es un taladro eléctrico que funciona con baterías recargables. Entre las ventajas que ofrecen podemos destacar las siguientes:
  • No hay que preocuparse de buscar una toma de corriente para utilizar un taladro sin cable.
  • Comodidad y libertad de movimiento al usar el taladro sin tener un cable molestando.
  • Pueden utilizarse también como destornilladores seguros y eficientes.
Uno de los inconvenientes de los taladros sin cables es la duración de la batería. Para su uso continuo es aconsejable disponer de una batería de repuesto para poder seguir utilizándolo mientras se carga. En cualquier caso existen multitud de modelos de taladros sin cable con diferentes características.

Comprar un taladro inalámbrico. Factores a considerar antes de la compra

  • Rango de velocidades que proporciona el taladro inalámbrico.
  • Batería. A mayor voltaje mayor potencia pero también más peso. Comprobar si se ofrece una batería adicional de reserva.
  • Mango de sujeción y pulsador. Debe ser cómodos para la mano de la persona que vaya a usar el taladro.
  • Portabrocas. Comprobar los rangos de tamaños de brocas que admite.
  • Sistema de cambio de brocas. Si permite o no cambiar la broca manualmente o requiere de una llave.

Potencia y Energía

Cuantos más voltios tenga la batería más potencia y velocidad de rotación tendrá la broca para perforar el material. Durante los últimos años el voltaje máximo de las baterías de los taladros inalámbricos se ha incrementado notablemente pero se mantiene la comercialización de baterías de menor potencia. Este incremento de potencia ha facilitado el taladro de una amplia diversidad de materiales con estos taladros portátiles. Sin embargo uno de los inconvenientes es el peso. Un taladro inalámbrico con máximo nivel de voltaje puede pesar hasta tres veces más que otro con un voltaje  menor.

Velocidad

Los taladros inalámbricos más económicos suelen funcionar a una única velocidad. Sin embargo la mayoría funcionan con al menos dos velocidades. En algunos casos a velocidades fijas de 300 y 800 revoluciones por minuto , utilizadas respectivamente para atornillar y perforar. Si se va a utilizar el taladro exclusivamente para hacer orificios es conveniente que tenga una velocidad regulable y que pueda alcanzar las 1000 rpm.

La forma del mango

Los taladros eléctricos con cable suelen tener una forma de pistola con un mango mas o menos regular. Muchos de los taladros sin cable tienen el mango en forma de T. Esta forma del mango tiene una doble función: Albergar la batería y evitar que el brazo del taladro se deslice de la mano al perforar. Además esta posición de la batería en la parte inferior del taladro actua como contrapeso favoreciendo la estabilidad general de la herramienta, sobretodo si se trata de un taladro inalámbrico de mucho peso.

Martillo neumático o taladro neumático


Qué es un taladro neumático

La palabre “neumático” utilizada en el contexto de las herramientas taladradoras describe unas máquinas que funcionan con aire o gas comprimido. Los taladros neumáticos se utilizan típicamente en trabajos de obras públicas en los que se requiere perforar aceras, carreteras o pavimentos en general. También para realizar agujeros de grandes dimensiones o demoler construcciones.

Cómo funciona un taladro neumático

El aire que suministra la energía a un taladro neumático es liberado por un compresor que a su vez se alimenta de un generador energía eléctrica o más comúnmente, de un motor diesel. El compresor libera el aire a alta presión a través de un circuito de conducción que comunica con el taladro neumático, transmitiendo finalmente la energía a la broca para que golpee el pavimento, la acera o la carretera en cuestión.
Este movimiento descendente del taladro en combinación con la vibración que se produce en la herramienta al golpear la superficie del suelo provoca que mediante una válvula se invierta la dirección del movimiento del aire en el circuito. Este nuevo sentido del movimiento genera a su vez un movimiento ascendente de la herramienta desde su posición en el suelo. Es entonces cuando la válvula provoca otra vez la inversión del movimiento del aire para que con la ayuda de la fuerza de la gravedad vuelva a golpear la superficie del pavimento nuevamente. Todo esto ocurre a una velocidad muy rápida. El taladro neumático golpea el suelo con una frecuencia aproximada de 25 veces por segundo. Esto es, 1500 veces por minuto.
El martillo mecánico no es apropiado para taladrar superficies verticales ya que su peso dificulta mantener la herramienta en posición horizontal.

Seguridad y Salud

El ruido producido por el martillo mecánico es muy alto y un uso continuado de la herramienta puede suponer un riesgo para la salud por posible pérdida auditiva. El operario debe llevar orejeras antiruido de seguridad.
Otro riesgo que puede ocasionar el martillo mecánico está relacionado circulatorio en las zonas de hombros y manos por las continuas vibraciones de la herramienta.

Brocas para taladrar material de obra

Tipo de broca para construcción

Para materiales de obra se pueden utilizar Brocas universales (multiusos) o Brocas especificas para construcción.
Las brocas multiusos no admiten percusión pero suelen dar buen resultado con ambos tipos de material: frágil y duro, ya que cortan el material sin romperlo. De este modo disminuimos el riesgo de romper materiales frágiles como azulejos o mármol y al mismo tiempo nos permite trabajar con materiales muy duros como el hormigón o el gres.
Las brocas específicas para obra admiten percusión pero deberemos utilizar este mecanismo con materiales duros como el hormigón o la piedra.

El mármol

El mármol es uno de los materiales más delicados a la hora de taladrar. Siempre existe el peligro de provocar desconches o rajas en su superficie. Para evitarlo deberemos usar el taladro a bajas revoluciones y utilizar una broca de widia de calidad. El riesgo de provocar un desperfecto sobre la superficie del material aumenta si perforamos sobre fisuras visibles o cerca de los bordes de una losa.
Si para obtener un resultado óptimo con cualquier tipo de material es importante mantener una perfecta verticalidad de la broca, un buen pulso y una presión uniforme; en el caso del mármol todo esto es mucho más importante para evitar posibles desperfectos. Una forma de eludirlos es empezar taladrando con una broca muy fina e ir agrandando poco a poco el agujero con brocas de mayor diámetro.

Gres

El gres es un material muy duro. Por ello debe ser taladrado preferiblemente con percusión y brocas de alta calidad. De la misma forma que con los azulejos y el mármol empezaremos a taladrar con el taladro a muy bajas revoluciones e incrementaremos poco a poco la velocidad.

Azulejos

Los azulejos puede ser también un material vulnerable si no se taladra con cierto cuidado. Al ser muy resbaladiza su superficie centraremos la broca antes de empezar a perforar. Este centrado lo podemos hacer con un punzón o  en su defecto con un clavo.
Empezaremos la perforación siempre a muy bajas revoluciones para que la broca no se mueva del sitio e iremos aumentando su velocidad a medida que ésta avanza. Todo ello sin ejercer demasiada presión. Las brocas para cristal también pueden ser utilizadas en azulejos, cerámica y porcelana.

Taladrar metales, madera, plásticos y vídrio

Metales

Los metales deben taladrarse sin percusión y con refrigeración. Esta refrigeración se realiza habitualmente con una sustancia llamada taladrina, también conocida como aceite de corte. Se trata de un líquido que contiene muchos elementos:agua, antioxidantes, aceite, etc. y se bombea sobre la herramienta de corte para lubricar y refrigerar el área de trabajo. La refrigeración es importante para conseguir una mayor duración de la broca. Cuando no tengamos taladrina podemos utilizar simplemente agua para refrigerar. Las brocas con cobalto no requieren de refrigerante. Si el metal es muy duro como por ejemplo el acero inoxidable deberá ser taladrado con brocas de calidad y bien afiladas.

Madera

La madera es bastante fácil de taladrar por ser un material bastante blando. Utilizando brocas específicas obtendremos un mejor resultado. Los únicos problemas que puede ocasionar la madera es el riesgo de astillamiento a la salida de taladros pasantes. Esta situación se presenta con más frecuencia en maderas macizas y contrachapado y se produce al arrancar de la madera unidades de fibra superiores al diámetro del agujero. En los conglomerados no ocurre con tanta frecuencia.
La medidas que nos ayudaran a evitar el astillamiento son las siguientes:
  • Utilizar brocas de tres puntas para madera. Son precisamente estas tres puntas las que empiezan el proceso de corte por la circunferencia exterior del agujero y reducen sensiblemente la posibilidad de astillamiento.
  • A la hora de perforar deberá realizarse una presión ligera y uniforme, preferiblemente ayudados de un soporte vertical.
  • Adherir una plancha de madera inservible a la superficie trasera de la pieza a perforar. Esta segunda plancha hará de sufridera y si está bien sujeta es poco probable que se nos presente este problema.

Plásticos

Los plásticos se trabajan sin percusión y con brocas de metal. No suelen ofrecer resistencia por tratarse de materiales blandos. Las rebabas que pudieran quedar tras el taladrado pueden ser fácilmente lijadas después.

Vídrio

El cristal requiere de brocas específicas con una punta de metal muy duro (widia o carburo de silicio). Debe fijarse muy bien la pieza utilizando preferiblemente un soporte vertical. Durante la operación de taladro deberá ejercerse una muy ligera presión sobre la herramienta manteniéndola a baja velocidad.
A la hora de trabajar con vidrio es importante refrigerar y lubricar la zona de corte con aguarrás o agua. Para ello puede ponerse un anillo de plastelina o masilla alrededor del punto de taladro rellenando la zona con el refrigerante.

martes, 18 de agosto de 2015

Tipos de taladro inalámbrico

Los taladros inalámbricos pueden clasificarse desde muchos puntos de vista.   En particular,  el atornillador sin cable y los taladros de impacto  no son taladros estrictamente hablando. Sin embargo los comentamos también a continuación  por tratarse de herramientas que comparten  muchas de las funcionalidades que pueden ofrecer los taladros de batería.

Taladro inalámbrico básico

Un taladro de batería básico es una herramienta muy versátil y habitualmente la mejor opción para apretar/quitar tornillos y hacer orificios sobre madera, metal o plástico, sin necesidad de buscar un enchufe para poner en marcha la herramienta.

Taladro percutor

Algunos taladros utilizados sobretodo en materiales de construcción ofrecen la posibilidad de activar un movimiento de martillo en combinación con el rotatorio de la broca. Esta función facilita enormemente la penetración sobre materiales duros como el hormigón y la piedra. La broca golpea una y otra vez el material  con una frecuencia de miles de veces por minuto. Esta función de percusión puede ser activada o desactivada por el usuario. No sólo hace más fácil la perforación sino que también ayuda a evitar que se queme la broca al perforar materiales de gran dureza, prolongando su vida útil. Los taladros de percusión con cable son más baratos que los inalámbricos. Un taladro sin cable de 18 v suele ser suficiente para realizar muchas de las tareas de mampostería.

Destornillador inalámbrico

Estas herramientas de menor tamaño suelen ser cómodas para apretar y aflojar tornillos, siendo también muy cómodas de manejar en espacios reducidos. Sus baterías duran más que en un taladro inalámbrico común pero las posibilidades de trabajo que ofrecen son mucho más limitadas que las de un taladro de batería.

Taladros inalámbricos de impacto

Este tipo de herramientas son especialmente adecuadas para tornillos grandes, o bien difíciles de aflojar por encontrarse muy atascados. Los taladros de impacto tienen una gran fuerza rotatoria o de torsión. Son habitualmente más pequeños que los taladros inalámbricos convencionales pero son capaces de desarrollar una potencia de giro dos veces superior que la mayoría de los taladros de batería comunes. A diferencia de los taladros inalámbricos, los taladros de impacto no tienen embrague. Por este motivo deberemos controlar su velocidad de giro.

Taladro de ángulo recto

En un taladro de ángulo recto la broca forma un ángulo de 90 grados  con el resto del taladro inalámbrico. Esto facilita la tarea de apretar o aflojar tornillos en pequeños espacios con difícil acceso. Actualmente existen taladros de ángulo recto con distintas velocidades que son aptos para  taladrar la mayoría de materiales.